C/ Paco Miranda 1 - 29013, Málaga

 (Centro Fluxus)

E-mail: malagakungfu@gmail.com 

Tel.: 654145676

 

©  2016 por Centro Kan Li

¿NEI GONG?

Podemos traducir de forma literal Nei Gong como «trabajo interno». Al utilizar de forma general este término, estamos agrupando en una única definición a un conjunto de procedimientos y técnicas destinados a actuar sobre tres aspectos fundamentales del ser humano. Los antiguos maestros del Tao los denominaban los tres tesoros o San Bao: Qi, Jing y Shen. Es habitual que se traduzcan estos tres elementos como energía, esencia y espíritu.

NEI GONG

LA PRÁCTICA INTERNA EN LA TRADICION CHINA

«El Origen de los seres está en lo que no tiene forma y su término en lo inmutable. A quien comprenda esto y lo penetre hasta el fondo nada en el mundo lo podrá detener. Se situará en el punto justo, oculto en la madeja sin cabos  y viajará al principio y fin de los diez mil seres. Unificará su naturaleza, alimentará su Qi, abrazará su virtud original, y así podrá comunicar con la creación cósmica. Un hombre semejante conservará la integridad de su naturaleza celestial y su espíritu no presentará grietas.»

LIE ZI

El libro de la perfecta vacuidad

Este milenario sistema de crecimiento personal fue definido hace cientos de años en un contexto muy diferente al actual en el ámbito de las escuelas taoístas. Lo hicieron partiendo de un conocimiento profundo de la estructura energética del ser humano, de las diferentes manifestaciones espirituales que lo conforman y de la necesidad de un clima interior equilibrado para gozar de una buena salud general que les permitiese alcanzar sus objetivos espirituales.

Estos patrones de equilibrio y de circulación aparecen descritos en los textos clásicos de la Medicina Tradicional China, dando cuerpo a una filosofía de práctica vital que se ha mantenido vigente hasta nuestros días.

El Nei Gong, como procedimiento, responde a una necesidad del buscador del Tao. La visión alquímica taoísta está basada en una búsqueda de longevidad y de pureza espiritual a través de una transmutación sutil de las energías que conforman al ser, desde las más burdas hasta las más sutiles. Para lograrlo se articulan diferentes modelos de acción, tanto física como mental, que permiten aportar equilibrio a la circulación de nuestros diferentes sistemas energéticos.

Estimulación física, movimiento, respiración o meditación, son algunos de los campos de trabajo que se abordan bajo esta denominación. La importancia de la toma de conciencia corporal es básica para entender a nuestro cuerpo, a sus mensajes y a la naturaleza positiva o negativa de las sensaciones que percibimos a diario. Somos seres muy sensibles que, a fuerza de estar en entornos agresivos, nos vamos petrificando dejando de vivir la vida desde una sutil armonía para blindarnos de forma limitante frente a las inclemencias de nuestro tiempo.

Entender la vida requiere de esa comprensión profunda del ser y de su relación con el medio del que tanto dependemos. Solo una vida con sentido nos proporciona una satisfacción real por el simple y trascendente hecho de vivir.

 

Por este motivo, una filosofía como la taoísta, cuya base es la fusión del ser humano con su naturaleza real, sin descartar su relación con el cielo y la tierra, no excluye los elementos más sutiles de nuestra percepción, exterior e interior, para amplificar nuestra consciencia vital y corregir cualquier desviación profunda de nuestro ser.

Abordar el estudio del tao es, de alguna forma, acercarse a la realidad sin fantasías, descubrir su magia, nuestra trascendencia y el valor de la vida consciente como milagro indiscutible del universo.

Nosotros utilizamos el Nei Gong como ayuda en este proceso de crecimiento. A través de una práctica continuada de 3 horas, hacemos un viaje puntual por todos los procesos de esta trama, activando nuestro movimiento energético, respirando, meditando y tomando conciencia de todo lo que somos en un único elemento vital que aglutina estos tres tesoros que mencionábamos al principio.

Si tienes interés por conocer este modelo de vida, estos hábitos legados por monjes, místicos y eruditos, te invitamos a que te sumes a nuestro grupo de práctica todos los viernes de 10:00 a 13:00 en el centro Fluxus, espacio que acoge nuestro proyecto para este módulo de práctica interior. En estas sesiones, en un entorno de calma y serenidad, aprenderemos las diferentes rutinas para equilibrar nuestro Qi, fortalecerlo y transmutarlo de forma progresiva a través de los diferentes ejercicios respiratorios y meditativos que nos ofrece la tradición taoísta.

La sesión está dividida en seis segmentos diferentes en los que progresamos desde lo más externo a lo más interno de nosotros, sin perder la conexión de estos dos extremos de nuestro ser.

 

Con descansos y charlas sobre los aspectos concretos y cuestiones que puedan surgir durante las sesiones, maduramos una experiencia continua en la que podemos alcanzar profundidades reales de sensación consciente de nosotros mismos.

La práctica es completamente guiada, no requiere más aprendizaje que el que de forma natural se instalará en nuestros hábitos de vida y no exige una preparación física especial. Voluntad, paciencia y constancia son los pilares de cualquier práctica interior.

Si quieres explorar estos territorios interiores con nosotros estaremos encantados de ayudarte en esta búsqueda con las herramientas tradicionales del Nei Gong.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now